Consejos para el drenaje linfático postoperatorio

Consejos para el drenaje linfático postoperatorio
Constanza Arbores
Constanza Arbores
Redactora de contenidos web y community manager. Se especializa en la redacción de contenidos para medios digitales sobre cirugía estética y tratamientos de belleza.
Creación: 21 dic 2016 · Actualización: 21 dic 2016

Después de una cirugía estética muchos médicos recomiendan a los pacientes que realicen algunas sesiones de drenaje linfático con el objetivo de estimular la linfa y mejorar la circulación, evitando de este modo la hinchazón y la retención de líquido.

En nuestro país, son muchos los profesionales que realizan este tratamiento. Son muchas las propiedades y beneficios de estos masajes, siempre y cuando se realicen correctamente. De lo contrario, pueden resultar dolorosos y aumentar las molestias del posoperatorio.

Los casos más graves pueden acarrear incluso seromas, fibrosis posquirúrgica y problemas de cicatrización.Para que te evites todos estos inconvenientes, te explicamos cómo debe de ser un drenaje linfático perfecto.

  • Es necesario que lo realice un profesional con experiencia y cualificado en este tipo de masajes, ya sea un fisioterapeuta ya sea un experto en medicina estética. Hay que informarse bien sobre el especialista seleccionado y buscar opiniones de otros pacientes. De este modo, evitaremos que el masaje pueda incidir negativamente en nuestra recuperación.
  • Debe ser un masaje suave, por lo que no debe resultar molesto ni doloroso. Si en algún momento de la sesión sentimos cualquier síntoma de dolor o incomodidad, tendremos que hacérselo saber al profesional, pues el drenaje linfático no debe doler.
  • Es fundamental que no se frote, restriegue ni retuerza la piel. Tenemos que tener presente que, tras la operación, la piel necesita adherirse nuevamente; si los masajes suponen mucha fricción o deslizamiento de piel, podríamos dañar la dermis además de los vasos linfáticos.
  • Los movimientos deben ser concretos, intencionados y realizados de manera correcta. Es importante también que dichos movimientos sean lentos y repetitivos, y no estén dirigidos a las incisiones de la operación, ya que la acumulación de líquido en esas zonas puede ocasionar problemas.
  • Para que sea beneficioso para el sistema circulatorio, debe comenzar con masajes en zonas próximas al mismo, evitando los pies. Asimismo, debe extenderse por todo el cuerpo para que abarque el sistema linfático al completo.
  • El masaje linfático no emplea instrumentos que succionen la piel ni aparatos de masajes portátiles. Se trata de un masaje manual, por lo que el profesional solo emplea sus manos lubricadas con algún aceite suave. Estos aparatos provocan la flacidez de la piel y afectan también al músculo. Por eso, hay que huir de aquellos profesionales que hace uso de ellos.

drenajelinfatico2.jpg

Conseguí tu presupuesto con un solo clic
¡Te informamos totalmente gratis!

0 comentarios

La información que aparece en Esteticas.com.ar en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y su médico. Esteticas.com.ar no hace apología de un tratamiento médico específico, de un producto comercial o de un servicio.