María Castillo
María Castillo
Redactora y editora de contenidos digitales enfocados en temas de bienestar, nutrición, belleza y cirugía estética.
Creación: 16 feb 2016 · Actualización: 9 jul 2019

Publicidad

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es el vitiligo?
  • Tipos de vitiligo
  • ¿Cómo se diagnostica el vitíligo?
  • ¿Cómo saber si podés iniciar el tratamiento del vitíligo?
  • ¿Cómo elegir un médico para el tratamiento del vitíligo?
  • ¿Cómo es la primera visita al médico para el tratamiento del vitíligo?
  • ¿Cómo es el tratamiento del vitíligo?
  • ¿Cómo es el proceso de recuperación tras el tratamiento del vitíligo?
  • ¿Cuáles son los resultados del tratamiento del vitíligo?
  • Posibles complicaciones o efectos secundarios
  • Preguntas frecuentes
  • Bibliografía

Introducción

El vitíligo es una enfermedad cutánea que se caracteriza por la pérdida irregular de color en distintas zonas del cuerpo producida por la muerte de las células que producen la melanina que es la sustancia que da color a la piel. La Sociedad Argentina de Dermatología define el vitíligo como una patología multifactorial cuyo desarrollo es impredecible: puede avanzar a distintos ritmos y aparecer en cualquier parte del cuerpo incluido el cabello y el área interna de la boca.


Aunque es una enfermedad que no pone en riesgo la vida del paciente, si tiene un grave impacto en su imagen personal, autoestima e, incluso, participación social, dado a los cambios progresivos en su apariencia. Aunque no hay una cura para el vitíligo y la hipopigmentación puede volver a aparecer en distintas zonas y en distintos momentos, hay tratamientos que pueden devolver la apariencia homogénea a la piel.

Representación de piel con vitiligo.

El vitíligo es una enfermedad causada por distintos factores que produce la pérdida de color en la piel.

¿Qué es el vitiligo?

El vitíligo es una enfermedad cutánea que se presenta como la pérdida de pigmentación en la piel, su síntoma característico es la aparición de múltiples “manchas” de tamaños variados, que evidencian la muerte y pérdida del producto de los melanocitos o células que producen la melanina y dan color a la piel. Los bordes de la lesión tener color que va de los tonos intermedios a la hiperpigmentación y su observación puede indicar el tipo del vitíligo del paciente.

La Sociedad Argentina de Dermatología destaca que su causa es multifactorial, se debe a una mezcla de elementos que producen este cambio en la dermis, entre ellos encontramos:

  • Herencia: 7 de cada 10 personas que tienen un familiar cercano con vitíligo presenta la enfermedad en cierto nivel, por lo cual se toma la predisposición genética como un factor activador.
  • Problemas autoinmunes: el vitíligo suele tener similitudes con enfermedades inflamatorias o autoinmunes, dado que la muerte de los melanocitos (células que producen la melanina) puede producirse por un efecto autoinmune del organismo.
  • Oxidación: conocida como la teoría citotóxica, desde esta perspectiva el vitíligo se explica como una reacción a los efectos del oxígeno, siendo un proceso acelerado de oxidación o degeneración del tejido.
  • Neurotoxicidad: el vitiligo puede ser causado también por una reacción “inapropiada” o alterada de los melanocitos a neuroquímicos de terminaciones nerviosas de zonas cercanas.
  • Factores bioquímicos: el estrés emocional o la exposición de la piel a daños continuos como la exposición solar o el contacto con ciertas sustancias puede producir la muerte de los melanocitos y la pérdida de sus sustancias.

Es importante resaltar que el vitiligo es común tanto en hombres como mujeres, las primeras manchas pueden aparecer en la infancia la mayoría de los pacientes desarrolla la enfermedad antes de los 20 años, aunque algunas personas ven los síntomas ya en la vejez.

Evolución del vitíligo.

El vitíligo se identifica según el tipo de mancha, su ubicación y características de la hipopigmentación y sus bordes.

Tipos de vitiligo

Según la Sociedad Argentina de Dermatología, entre 1 y 2 % de la población sufre de vitiligo, este se presenta en distintas formas y con una variedad de lesiones que se clasifican según su distribución y extensión:

  • Vitíligo no segmentario: incluye las formas más comunes de vitíligo, es un desorden de pigmentación en el cual aparecen manchas blancas cuyo tamaño va aumentando, en algunos casos pueden cubrir la totalidad de la piel. Pueden afectar de manera general las zonas  más pigmentadas como cara, mucosas de los labios, encías y genitales, también manos y pies. Las lesiones tienen tendencia a la simetría.
  • Vitíligo segmentario: se caracteriza por aparecer en un segmento o área única de la piel. Es más frecuente que aparezca en el cuello, el área del tronco o brazos y piernas. Las manchas suelen tener bordes irregulares y una zona pigmentada cercana al centro. A diferencia de otros tipos de vitiligo no está tan relacionado a antecedentes familiares, suele resistir los tratamientos médicos y generalmente se trata con cirugía.
  • Indeterminado o no clasificado:  se caracteriza por la aparición de una lesión focal y aislada que no evoluciona en tamaño tras 1 o 2 años, es común también en las mucosas del cuerpo. Dentro de esta categoría se incluyen también las lesiones causadas por exposición a ciertos químicos.
  • Mixto: esta forma de vitíligo combina formas de las distintas lesiones descritas anteriormente.

Las características del borde de la mancha o lesión sirve también para identificar el tipo de vitíligo:

Vitíligo tricrómico o gradata: el borde de la mancha tiene un color intermedio entre la piel del paciente y la zona despigmentada.

Vitiligo cuadricromo: la lesión tiene áreas con hiperpigmentación, en especial alrededor de los folículos capilares.

Máculas confite: son pequeñas manchas desperdigadas, crecen entorno a los folículos y tiene un tamaño que varía entre 1 y 2 mm.

Vitiligo inflamatorio: el borde de la lesión presenta una inflamación.

Diagnóstico de vitíligo.

El diagnóstico del vitíligo se realiza a través de una evaluación de la piel pero puede requerir otros exámenes para descartar otras patologías.

¿Cómo se diagnostica el vitíligo?

Si observás la aparición manchas en la piel, mucosas, cabello o iris ocular, es un motivo para visitar al médico especialista. El diagnóstico de vitíligo se realiza haciendo una evaluación de la piel, en especial cuando se trata de pieles claras, se hace el examen con luz de Wood o proyección de luz ultravioleta para observar propiamente la lesión.


Para descartar la presencia de otras patologías como linfomas o psoriasis se puede realizar una biopsia tanto de la piel sana como de la mancha. La Sociedad Argentina de Dermatología recomienda además realizar una serie de exámenes de sangre para descartar otras patologías como linfomas, es recomendable hacer una evaluación de anticuerpos en el organismo, visitar a un inmunólogo si se detectan señales de una enfermedad autoinmunes. Si presentás lesiones en los ojos u oídos , es factible que debás visitar en paralelo a un oftalmólogo u otorrino.  

Inicio del tratamiento del vitíligo.

Una vez que la enfermedad se estabiliza el paciente puede iniciar su tratamiento.

¿Cómo saber si podés iniciar el tratamiento del vitíligo?

Una vez diagnosticado el vitíligo, el médico te guiará en un proceso de tratamiento que se enfocará en retrasar el proceso de pérdida de pigmentación e intentar devolver el tono homogéneo a la piel.

Para iniciar el tratamiento el vitíligo este se debe haber estabilizado, es decir, las lesiones deben haber pausado su evolución por al menos un año, esta será la señal para iniciar con los procedimientos quirúrgicos o más invasivos que pueden dar los resultados estéticos deseados en lo que respecta a devolver la pigmentación a la piel, según la Asociación Argentina de Dermatología.


Algunos medicamentos y procedimientos para tratar el vitiligo están contraindicados en casos en los que el paciente presente otras complicaciones como antecedentes de cáncer cutáneo o lesiones premalignas, daño solar, lupus, intolerancia o alergia a los compuestos. También es necesario notificar al médico si la paciente está embarazada o en periodo de lactancia ya que algunos medicamentos pueden estar contraindicados en estos casos.

Especialista para el tratamiento del vitíligo.

Para iniciar el tratamiento del vitíligo es necesaria la visita a un dermatólogo que guíe el proceso.

¿Cómo elegir un médico para el tratamiento del vitíligo?

El vitíligo es una enfermedad cutánea que no pone en riesgo la salud del paciente, pero puede estar relacionada a problemas autoinmunes, de tiroides, diabetes y daño ocular, por lo cual es necesario que el diagnóstico y tratamiento sea realizado por un dermatólogo especializado que cuente con la preparación y la experiencia para enfrentar de manera integral esta patología.

Para asegurar una buena experiencia y tratamiento, es recomendable visitar distintos especialistas y elegir en base a quien te inspira confianza para iniciar este proceso, sus calificaciones y también los resultados y comentarios que puedas ver de pacientes pasados. Puedes confirmar la certificación del médico visitando las páginas de la Asociación Médica Argentina, la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y la Sociedad Argentina de Dermatología.

Visita al especialista para tratamiento de vitíligo.

La primera visita el dermatólogo será para diagnosticar y evaluar el posible plan de tratamiento para el paciente.

¿Cómo es la primera visita al médico para el tratamiento del vitíligo?

La primera consulta será de evaluación y diagnóstico, el médico deberá hacer un estudio a profundidad de las lesiones o manchas, su localización, características de sus bordes, y presencia de otros síntomas como irritación, inflamación y prurito. El médico deberá revisar también el historial médico del paciente y antecedentes en la familia de vitíligo.

Es común que en este encuentro el doctor realice un registro fotográfico de las lesiones cutáneas para poder hacer un análisis comparativo futuro de su evolución. También que solicite realizar exámenes de sangre para descartar complicaciones como enfermedades autoinmunes que pueden relacionarse a la pérdida de pigmento.

El médico deberá explicarte los posibles procedimientos a aplicar para retardar el avance de la enfermedad y devolver el color a las zonas afectadas, deberá describir también los cuidados necesarios, los posibles riesgos, la duración de los resultados y sus limitaciones. Si bien el vitíligo tiene un gran efecto en la apariencia estética del paciente, el Dr. Enzo Insola destaca la importancia de asistir a un dermatólogo profesional que cumpla con los criterios y formación para abordar el tratamiento asegurando el bienestar del paciente.

Tratamiento del vitíligo.

El tratamiento del vitíligo demanda combinar varias técnicas y medicamentos para detener la evolución de la enfermedad.

¿Cómo es el tratamiento del vitíligo?

Tratar el vitíligo con la intención de detener su avance y devolver la coloración a las zonas afectadas por la enfermedad, implica combinar varios tratamientos que incluyen desde medicamentos hasta procedimientos quirúrgicos. Dado que la evolución de la enfermedades impredecible también lo es el resultado de sus tratamientos. Según la Sociedad Argentina de Dermatología solo el 70% de los pacientes ve efectos favorables del tratamiento que pueden ir desde una repigmentación difusa, a una periférica o perifolicular (entorno a los folículos pilosos).

Para elegir el tratamiento el médico deberá evaluar las condiciones del vitíligo en el paciente: la extensión, ubicación y características de las manchas, el historial médico del paciente, posibles factores hereditarios, así como sus expectativas. Estos son algunos de los tratamientos actualmente disponibles para pacientes con vitíligo:

  • Medicamentos: se recetan tanto medicamentos orales como tópicos, estos suelen ser inmunosupresores o inmunomoduladores (como los inhibidores de calcineurina), estos buscan mejorar las condiciones del sistema inmune y se indican con la intención de devolver la pigmentación, sus dosis se van regulando durante un periodo de prueba inicial de alrededor de tres meses, este tiempo también da la posibilidad de evaluar posibles efectos secundarios no deseados. Otros medicamentos comúnmente recetados son aquellos que estimulan la producción de melanina y cremas antiinflamatorias o corticoides tópicos.  
  • Fototerapia: es especialmente recomendada para los pacientes que no respondieron a los medicamentos, aquellos cuyo vitíligo se ha expandido a la mayor parte del cuerpo o si las lesiones tienen una evolución inestable. El tratamiento consiste en la aplicación de Luz UV con distintas longitudes de onda que estimulan la producción de colágeno y la migración de células madres a la zona de la lesión para regenerarla, también detienen el proceso autoinmune que puede atacar los melanocitos. Este tratamiento no se aplica en el área genital.
  • Micropigmentación: esta es una técnica medianamente invasiva que puede devolver el tono homogéneo a la piel a través de la inserción de pigmentos en la dermis con agujas descartables accionadas por un motor que permite regular la velocidad y profundidad de la inserción. Sus efectos son temporales y entre los riesgos está que se reproduzcan las lesiones en el área o la periferia del área tratada. Para conocer más de este tratamiento haz clic aquí.
  • Tratamiento quirúrgico: esta es una técnica de injertos o microinjertos de piel con el objetivo de trasplantar melanocitos funcionales a las zonas lesionados o atacadas por el vitíligo. Está especialmente indicado en casos donde el vitíligo es focal (se reduce a una o dos áreas específicas) y ya se encuentra estable pero se resiste a otros tratamientos menos invasivos. Los injertos no se recomiendan para áreas con pliegues, articulaciones, dorso de manos y pies, genitales y labios.
  • Despigmentación: en casos donde el vitíligo ya cubre más del 50% del cuerpo del paciente y este se resiste a los documentos anteriores, el médico podrá sugerir un tratamiento de despigmentación para lograr un tono homogéneo en la piel símil al de las manchas o zonas ya despigmentadas. Este proceso se puede alcanzar con la aplicación tópica de ciertos químicos o con tratamientos físicos como la crioterapia (técnica de dermoabrasión) o tratamiento láser. La mayoría de estos procedimientos tienen efectos irreversibles.
  • Asistencia psicológica: debido al impacto que el vitíligo puede tener en la autoimagen y autoestima del paciente, es recomendable que desde el inicio del tratamiento se acompañe con visitas al terapeuta, psicólogo e, inclusos, grupos de apoyo.
Recuperación tras tratamiento del vitíligo.

La recuperación depende del tratamiento indicado y para obtener buenos resultados se deberán seguir las indicaciones del médico.

¿Cómo es el proceso de recuperación tras el tratamiento del vitíligo?

Es importante destacar que el vitíligo es una enfermedad que no tiene cura y cuya evolución es impredecible, es por ello que sus tratamientos se enfocan en intentar detener su avance a lo largo de la vida del paciente y devolver la pigmentación a las zonas que hayan sido afectadas.

La Sociedad Argentina de Dermatología destaca que un tratamiento tópico puede tener una fase inicial de 1 a 6 meses, para luego pasar a un periodo de control cada 2 o 3 meses, con respuestas variables, el paciente deberá seguir las indicaciones de las dosis del paciente y estar pendiente ante cualquier reacción que requiera un cambio en el plan. En el caso de la fototerapia el proceso tomará de 3 a 6 meses, si no se observa la vuelta de la pigmentación en este período se suspenderá el tratamiento, durante este tiempo es necesario seguir las indicaciones del médico, en especial las referentes al cuidado de la exposición solar.

Las técnicas de despigmentación pueden tomar entre 6 y 12 meses para completar el tratamiento, pero sus primeros resultados se ven a partir del primer mes, durante este procesos es importante ser consistente con las aplicaciones o sesiones y evitar el contacto de cremas despigmentantes con otras zonas de la piel.

En el caso de la implantación de injertos la recuperación implica tanto un proceso de cicatrización como de que el cuerpo reconozca e integre el nuevo tejido y este comience a producir la pigmentación en el área deseada. Es elemental seguir las recomendaciones del médico para evitar el riesgo de necrosis, infecciones, cicatrices o marcas no deseadas.

Durante el proceso de recuperación y adaptación la fotoprotección será elemental para el paciente, ya que la piel se encontrará más vulnerable a las quemaduras y daños solares. El médico recetará el uso de protector solar con alta cobertura ante los rayos UVA y UVB, pero el paciente deberá también aplicar recomendaciones como evitar exponer grandes porciones de la piel o estar mucho tiempo bajo el sol.

Resultados del tratamiento del vitíligo.

Con el tratamiento el paciente podrá disfrutar de una repigmentación parcial o completa de la zona afectada.

¿Cuáles son los resultados del tratamiento del vitíligo?

La Sociedad Argentina de Dermatología indica que al menos un 50% de los pacientes verá una repigmentación de parcial a completa tras la realización del tratamiento indicado por el médico, lo cual brindará una satisfacción a nivel cosmético o estético.

El efecto de los medicamentos se verán después de las primeras 3 semanas e irán progresando a medida que se vaya completando el tratamiento.

La fototerapia ofrece muy buenos resultados en lesiones pequeñas en especial si se ubican en zonas con gran cantidad de unidades pilosebáceas. En el caso de los injertos, es necesario esperar a que el nuevo colgajo de piel se integre y active la producción de melanina, para apoyar este proceso el médico podrá recetar medicamentos o proceso de fototerapia.

En la mayoría de los casos los resultados serán temporales pero pueden extenderse en el tiempo siguiendo las recomendaciones dadas por el médico, en especial la fotoprotección será esencial en la vida del paciente tanto para prolongar los efectos del tratamiento como para evitar complicaciones como hiperpigmentación o la aparición de más lesiones.

El paciente podrá apoyarse en el proceso con maquillaje para camuflar o disimular pequeñas imperfecciones que queden, de esta manera podrá acentuar el aspecto homogéneo de su piel.

Efectos secundarios del tratamiento de vitíligo.

Para evitar el riesgo de efectos secundarios el paciente deberá seguir las recomendaciones del médico.

Posibles complicaciones o efectos secundarios

Las complicaciones relacionadas a los tratamientos para el vitíligo son variadas, como todos los procedimientos estéticos, médicos y quirúrgicos, estos implican una serie de riesgos. Según la Sociedad Argentina de Dermatología, estos son algunos de los efectos secundarios más comunes en el tratamiento del vitíligo:

  • Fotosensibilidad y daño solar.
  • Prurito.
  • Irritación de la piel.
  • Hiperpigmentación o pigmentación irregular.
  • Lesión de Köebner o aparición de lesiones de vitíligo sobre nuevas cicatrices o heridas.
  • Quemaduras
  • Cicatrices
  • Alergia o resistencia a los medicamentos.
  • Infecciones.
  • Necrosis del tejido (en el caso de injertos)

Preguntas frecuentes

  • ¿Existe una cura para el vitíligo? No, el vitíligo es una enfermedad multifactorial para la cuál aún no se tiene cura, sin embargo, hay una variedad de tratamientos que pueden combinarse para pausar su evolución y devolver la pigmentación a la piel del paciente.
  • ¿En qué áreas es más común el vitíligo? El vitíligo suele presentarse en cualquier área del cuerpo, sin embargo, suele ser más común en las zonas que suelen estar más expuestas al sol.
  • ¿Cómo ayuda la micropigmentación o maquillaje permanente en el tratamiento del vitíligo? La aplicación de maquillaje permanente con la técnica de micropigmentación permite camuflar la diferencia de color entre la piel del paciente y las zonas despigmentadas. Podés conocer más del tratamiento aquí: clic.
  • ¿Existen factores externos que puedan “despertar” el vitíligo? Además de los factores hereditarios o autoinmunes, existen otros que pueden despertar el vitíligo desde enfermedades tiroides, hasta el estrés e incluso la exposición a ciertos compuestos químicos. Lo más recomendables es visitar al médico en el caso de ver cambios persistentes en la piel.
  • ¿Pueden aparecer manchas de vitíligo a cualquier edad? Es factible debido a los distintos tipos de vitíligo existentes, la mayoría de los pacientes ven los primeros síntomas antes de los 20 años, otros pacientes los verán antes de los 30, algunos los verán ya llegando a la tercera edad.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético especialista estético. Si estás evaluando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) consultá directamente con tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Esteticas no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."