José Ignacio Galindo
José Ignacio Galindo
Redactor de contenidos para diversas plataformas especializadas en salud, estética y calidad de vida, cuenta con más de cinco años de experiencia en el sector.
Creación: 16 feb 2016 · Actualización: 4 jun 2019

Publicidad

Navegación

  • Introducción
  • Objetivos de la vaginoplastia
  • ¿Quién se puede realizar una vaginoplastia?
  • ¿Cuáles son las causas de la laxitud vaginal?
  • ¿Qué es la hiperlaxitud vaginal?
  • ¿Cómo elegir a mi cirujano?
  • ¿Qué ocurre durante la primera consulta?
  • ¿Cómo prepararse para la intervención?
  • Anestesia y hospitalización
  • Procedimiento de la vaginoplastia
  • Postoperativo
  • Resultados
  • Otras técnicas de vaginoplastia
  • Complicaciones y riesgos
  • Dudas y preguntas frecuentes
  • Bibliografía

Introducción

En los últimos diez años, las cirugías íntimas han aumentado a nivel mundial. Una de las intervenciones que más resaltó fue la vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal, con más de 55 mil intervenciones en todo el mundo. Aunque Argentina no se encuentra entre los primeros 12 lugares de la investigación desarrollada por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) durante 2016, sí se registró que en ese año se realizó un promedio de 400 cirugías de este estilo. Sin embargo, no es un tema sencillo de abordar y, mucho menos, de compartir a través de testimonios.

Objetivos de la vaginoplastia

Es una intervención quirúrgica íntima femenina, que se realiza con la finalidad de estrechar o ampliar el conducto vaginal para mejorar la vida sexual y la autoestima de las mujeres que sufren de problemas íntimos. Sin embargo, cuando se trata de vaginoplastia, la tendencia es a asociarla con la intención de estrechar el canal vaginal. En ese último caso, puede referírsele como cirugía de "cierre vaginal".

¿Quién se puede realizar una vaginoplastia?

La intervención puede mejorar la vida sexual de la pareja.

¿Quién se puede realizar una vaginoplastia?

Depende del tipo de cirugía que desee hacerse la mujer, entre estrechamiento o ampliación. Sin embargo, se pueden distinguir algunas características entre las mujeres:

  • Aquellas que intuyan o experimenten que tienen el canal vaginal ancho, afectando sus relaciones sexuales con penetraciones que “flotan” y gases vaginales.
  • Las que sufren de una apertura del canal vaginal anormalmente grande, influyendo de manera negativa en la realización de actividades sencillas, como por ejemplo que la vagina se llene de agua durante la ducha.
  • Quienes sufran de una vagina anormalmente distendida, con laxitud o hiperlaxitud vaginal, con una vulva alargada o demasiado abierta.
  • Aquellas que hayan experimentado una episiotomía.
  • Las mujeres que quieren experimentar una vida sexual plena.
  • Aquellas que temen un desarrollo de su caso hacia un prolapso.
  • Quienes sufren de incontinencia.
  • Las mujeres con un canal vaginal demasiado estrecho.
  • Aquellas que sufren de vaginismo, que genera dolor y les impide desarrollar una vida sexual normal.
¿Cuáles son las causas de la laxitud vaginal?

Hay causas internas y externas.

¿Cuáles son las causas de la laxitud vaginal?

La laxitud vaginal se produce por distintas causas, bien sean naturales o externas al cuerpo de la mujer. De acuerdo con especialistas del Centro Médico Aragon, en España, algunos de los factores pueden ser:

Externos:

  • Partos vaginales: luego de un tercer parto, se estima que el 40% de las mujeres sufre alguna clase de laxitud vaginal.
  • Una episiotomía mal cerrada.

Factores naturales:

  • Envejecimiento natural, que puede incidir en el debilitamiento de los músculos perineales.
  • Algunas mujeres pueden, de manera natural, tener un canal vaginal muy amplio.
¿Qué es la hiperlaxitud vaginal?

Los partos son una de las causas de la hiperlaxitud vaginal.

¿Qué es la hiperlaxitud vaginal?

Conviene aclarar que ni todas las mujeres que piensen realizarse una vaginoplastia sufren de hiperlaxitud ni que todas las que hayan tenido un bebé la experimenten. Sin embargo, todas aquellas que padecen hiperlaxitud vaginal pueden considerar realizarse una vaginoplastia.

La hiperlaxitud vaginal es el punto más alto dentro de las posibilidades de apertura anormal de la vagina. El fenómeno se produce con mayor frecuencia luego del primer parto.

De acuerdo con el Centro Médico Teknon, la hiperlaxitud vaginal deriva de la falta de tonicidad de los músculos perineales. Las mujeres que la experimentan sufren una variedad amplia de síntomas, entre los que se encuentran los gases vaginales durante las penetraciones, disminución de las sensaciones vulvovaginales o la pérdinda abundando de líquidos tras la ducha.

Al sufrir este fenómeno, la vida sexual de las mujeres suele verse afectada al derivar en posibles comentarios de su pareja, probablemente por desconocimiento, debido a que afecta la sensibilidad durante el sexo. De ahí la importancia que tiene dentro de la salud y la vida cotidianidad.

¿Cómo elegir a mi cirujano?

La confianza en el especialista es clave.

¿Cómo elegir a mi cirujano?

Considerando su experiencia y formación en el área. Debido a la importancia, la recomendación es que se consulte con la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en caso de que se tenga alguna duda en relación con el especialista o se desconozca un lugar al cual acercarse para un control médico, teniendo en cuenta que tanto el centro como el especialista deben basarse en la cirugía íntima femenina.

Como sugerencia, es válido revisar fotos especializados al respecto, para tomar algunos tips con bases en otras experiencias; en especial, todo aquello relacionado con el especialista o el centro médico que se desea tomar para la intervención quirúrgica o la cita médica.

Al ser una cirugía íntima y de importante consecuencias en el resto de la vida cotidiana pero sin llegar a ser una emergencia médica, se recomienda que cada mujer tome el tiempo que considere para buscar y consultar opiniones al respecto.

En este proceso, cada una de esas consultas e intercambios de experiencias fomenta un factor clave al momento de encarar el proceso: la confianza, en el procedimiento, el especialista y el centro médico.

¿Qué ocurre durante la primera consulta?

La primera consulta es para evaluar al paciente. 

¿Qué ocurre durante la primera consulta?

El cirujano realizará una serie de preguntas para conocer cuáles son las razones que llevan a la paciente a la consulta. Esto permitirá conocer síntomas, motivaciones, intereses y expectativas en relación con la cirugía. Junto a esto, el médico realizará un historial médico detallado sobre la paciente, para conocer alguna novedad, contraindicación o particularidad al momento de abordarla.

Posterior a esto, el especialista continuará con el examen del paciente. Durante este proceso, el experto sugerirá distintas alternativas para atender el problema. En ese lapso detallará cuánto hay que hacer, en qué consiste el procedimiento, lapsos de recuperación, riesgos, resultados, y la preparación que requiere, entre otros asuntos.

Tras la detallada explicación, el médico sugerirá a la paciente un presupuesto con el valor de la intervención quirúrgica.

Este primer encuentro es ideal para plantear al especialista cualquier tipo de inquietud o preocupación que se tengan en relación con la operación. Para ello, considerando la importancia, se sugiere armar una lista para que no se escape ninguna consulta.

En caso de que la cirugía sea aceptada por la paciente, la norma indica que se propiciará un segundo encuentro orientado a preparar la intervención quirúrgica. Tanto en la primera como en la segunda consulta, el especialista realizará un examen físico, un examen vaginal. Este detalle es importante, teniendo en cuenta si la paciente se siente mejor al ser atendida por un especialista femenino o masculino.

¿Cómo prepararse para la intervención?

En necesario dejar de fumar durante un tiempo previo a la intervención. 

¿Cómo prepararse para la intervención?

Acá sugerimos una serie de consejos previos a la intervención:

  • Si fumás, deja de hacerlo al menos durante el mes previo a la intervención y hasta dos meses después de haberla experimentado.
  • Dejar de tomar tu anticonceptivo oral durante el mes previo a la cirugía para reducir el riesgo tromboembólico
  • Detener el consumo de medicamento antinflamatorios, como la aspirina, durante los 15 días previos a la cirugía.
  • Consultar con el anestesista 48 horas antes de la intervención, ante cualquier posible contra indicación.
  • El baño previo y posterior a la cirugía, es necesario hacerlo con un antiséptico.

Anestesia y hospitalización

Puede que haya tantas anestesias como pacientes. Aunque parezca una exageración, es necesario tener contacto previo con al anestesista antes de la cirugía. Opiniones internacionales consideran que la vaginoplastia se puede realizar mediante anestesia local con desación o anestesia general, si es de preferencia. Otra de las opciones que se puede tomar es la epidural.

Normalmente, la intervención requiere una hospitalización de al menos 24 horas. Sin embargo, dependiendo del especialista y el desarrollo de la cirugía, puede ser una cirugía ambulatoria.

Procedimiento de la vaginoplastia

Hay dos tipos de intervenciones. 

Procedimiento de la vaginoplastia

  • La vaginoplastia de estrechamiento

De acuerdo con el centro Medicina Estética Lago, la vaginoplastia completa es una intervención que dura aproximadamente una hora. El procedimiento comienza cuanto el cirujano procede a tensar los músculos para que la estructura interna sea más sólida. Tras esto, junta los bodes de la piel del canal vaginal para encogerlo y estrecharlo. Esto también le permite reparar alguna posible cicatriz de episiotomía.

  • La Vaginoplastia de ampliación

Es considerada otra intervención sencilla, en la que el médico se encarga de debilitar los músculos del perineo y de realizar una plastia cutánea con el objetivo de ampliar la vulva.

Postoperativo

El postoperatorio no implica mayor complicación ni dolor.

Postoperativo

Los especialistas del Centro Médico Teknon estiman que el dolor postoperatorio es muy fácil de llevar y soportar con analgésicos. Es posible que se presenten moretones en la zona, que desaparecen con el paso de los días.

En esta etapa es esencial la higiene íntima a niveles de máximo cuidado. Entre las recomendaciones que se indican están: ducharse con antiséptico y secar la zona delicadamente dos veces al día durante tres días. Junto a esto, se recomienda llevar ropa holgada y un protector higiénico durante los primeros días tras la cirugía.

En relación con los puntos de sutura, normalmente son reabsorbibles y desaparecerán solos pasados los diez días desde la intervención.

La vida cotidiana, en el plano laboral, puede retomarse con normalidad luego de quinto o el sexto día posterior a la cirugía. Esto, siempre y cuando el trabajo no tenga mayor exigencia física.

Si entre la cotidianidad o el trabajo se incluye montar a caballo o bicicleta, esta actividad podrá realizarse posterior al primer mes y, en algunos casos, hasta el segundo.

Resultados

Se recupera el placer durante las relaciones sexuales.

Resultados

Suelen ser positivos y satisfactorios en distintos planos de la vida de la mujer. En especial, a partir de dos áreas:

  • Nivel funcional: se incrementará el placer en las relaciones sexuales, al permitirle a la mujer reencontrar sensaciones pasadas.
  • Nivel estético: la laxitud se corrige y la vulva recupera su forma.
Otras técnicas de vaginoplastia

Imagen de Bioestetica Group

Otras técnicas de vaginoplastia

Además de las descritas, hay otras técnicas menos invasivas y completas para abordar la vaginoplastia o tratar el área vaginal. Estas se pueden aplicar para pacientes que no sufran una laxitud vaginal muy grave, en los que la debilidad muscular no sea tan significativa.

  • Vaginoplastia con lipofilling

En el caso en el que la laxitud muscular es moderada, el médico puede considerar aplicar una lipofilling a partir de la grasa del área púbica, de las nalgas (o de cualquier área del donante). Esta muestra será tratada y purificada previo a inyectarse en las paredes laterales de la mucosa vaginal. Este procedimiento permite ajustar el diámetro de la vagina, aumentar el punto G y elevar la calidad de la mucosa vaginal. El tiempo de internación que exige esta técnica es ambulatorio, con anestesia local, general o epidural, de acuerdo con las preferencias de los pacientes.

  • Vaginoplastia con ácido hialurónico

Es una de las técnicas más suaves entre las existentes. Consiste en inyecciones rápidas de ácido hialúrico que se realizan en el propio consultorio médico, luego de anestesia local. Aunque es un proceso más sencillo, tiene la particularidad de que este ácido es reabsorbido naturalmente por el cuerpo. Esto deriva en que sus efectos no trascienden un lapso superior a los 15 o 20 meses. Cumplido ese tiempo, se hace necesario repetir el procedimiento. Debido a las inyecciones, es posible que se generen hematomas en el parea.

  • Inyecciones de toxina botulínica (Bótox)

Aunque el bótox sea asociado con otras áreas corporales, también se puede aplicar para atender casos de vaginismo. Su uso estriba en que es un producto desarrollado para anular la actividad muscular. Requiere anestesia local durante la aplicación.

Complicaciones y riesgos

Las hematomas pueden presentarse.

Complicaciones y riesgos

Toda intervención tiene un margen de complicaciones y riesgos. Según Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, existen al menos dos tipos de riesgos. Los primeros están relacionados con la anestesia y los segundos con el procedimiento médico. Para reducirlos se insiste tanto en la selección adecuada de un especialista.

Estos son algunos riesgos asociados con la intervención médica:

  • Hematoma
  • Infecciones
  • Cicatriz imperfecta
  • Necrosis
  • Trastorno de la sensibilidad
  • Reincidencia de la laxitud vaginal
  • Fístula entre el ano y la vagina (complicación muy poco frecuente)

Dudas y preguntas frecuentes

  • Con 39 años y luego de dos embarazos, ¿podría estarla necesitando? Es normal después del parto una ligera pérdida de fuerza de los músculos del periné que puede ser agravada si te hicieron una episiotomía amplia o si se han abierto algunos puntos de la episiotomía. Dra. Adriana Ratto.
  • ¿Cómo puedo prevenir la necesidad de una vaginoplastia? La cesaría es un método utilizado, al momento de dar a luz, para conservar la integridad de la vagina. Aunque es una circunstancia, la vaginoplastia, que puede presentarse por envejecimiento.
  • ¿Podrían orientarme con información, procedimiento, precios, y posibles centros estéticos para consultar? Antes de cualquier decisión, es importante que tomaras una consulta personal para poder realizar un diagnostico de tu caso en particular. Dr. Marcos F. Alberto
  • ¿Existen otros procedimientos de cirugía íntima femenina? Están la himenoplastia, la labioplastia, la cirugía del clítoris, el lifting del pubis o la liposucción del Monte Venus, entre varias más.
  • ¿Qué hacer en caso de quedar embarazada luego de la cirugía? El parto puede afectar los resultados conseguidos. Por eso es recomendable tomar esta opción quirúrgica luego de haber tenidos los embarazos deseados.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético especialista estético. Si estás evaluando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) consultá directamente con tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Esteticas no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."