Constanza Arbores
Constanza Arbores
Redactora de contenidos web y community manager. Se especializa en la redacción de contenidos para medios digitales sobre cirugía estética y tratamientos de belleza.
Creación: 16 feb 2016 · Actualización: 10 may 2019

Publicidad

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué son los rellenos faciales?
  • ¿Cuál es el objetivo de los rellenos faciales?
  • Aplicación de los Rellenos Faciales
  • Principales rellenos faciales usados en la actualidad
  • Una breve conclusión sobre los Rellenos Faciales
  • Testimonios
  • Bibliografía

Introducción

Los rellenos faciales son una estrategia de rejuvenecimiento del rostro que se ha tornado bastante popular. Tienen la ventaja de que son de rápida aplicación y son menos costosos que las operaciones tipo lifting. Se añade que también son menos invasivos, no tienen el riesgo de dejar cicatrices y suelen tener efectos bastantes rápidos. Por otra parte, son de aplicación puntual. Solo se colocan en zonas del rostro con líneas específicas de expresión.

Gran cantidad de personas siente curiosidad por este tema. Se formulan preguntas como las siguientes: ¿qué son los rellenos faciales?, ¿para qué sirven?, ¿cómo se aplican?, ¿cuáles son los tipos de rellenos faciales? Todos estos tópicos esperamos aclararlos en las páginas del presente texto. Nuestra intención es dar a nuestros lectores la máxima cantidad de información posible sobre el tema.

Rellenos faciales

Los rellenos faciales

¿Qué son los rellenos faciales?

En primer lugar, debemos definir lo que son los rellenos faciales.  Podemos indicar que se trata de una táctica de rejuvenecimiento facial, con finalidades meramente estéticas. Los rellenos faciales no se aplican por motivos de salud. Se usan para que las personas puedan sentirse más a gusto con sus rostros. Nunca se indican para solucionar una enfermedad o por causas necesarias para el cuerpo. Insistimos: su función es 100% estética.

Los rellenos faciales se encargan de devolverle a la piel del rostro su volumen original. Tienen la noble bondad de que permiten un modelado de la cara sin necesidad de cirugías.  Para hacer esta labor, se utilizan materiales que sean biocompatibles con el organismo. Obviamente, no se recomienda usar sustancias que puedan desencadenar problemas de salud. Tampoco, que sean causantes de alergias o de trastornos de cualquier índole.

Por otra parte, la técnica habitual de colocación de los rellenos faciales es la infiltración. Es decir, que las sustancias usadas para rellenar se inyectan en la cara de las personas que desean recibir estos tratamientos estéticos. Por lo general, sucede que estos rellenos se disponen en zonas como los labios, el entrecejo, en donde aparecen las llamadas “patas de gallo” y en otras donde emergen arrugas y flacidez con el paso del tiempo.

El Dr. José Luis Moretti dice que el relleno que se utiliza con más frecuencia es el acido hialurónico. También se puede usar Plasma Gel y lipotransferencia. En todos los casos se pueden combinar con PRP (Plasma Rico en Plaquetas). También se utiliza el Metacrilato o Radiesse.

Las técnicas para el relleno facial han mejorado a lo largo del tiempo. En nuestra época, hay gran cantidad de materiales que se usan para tal fin. Algunos ejemplos que podemos mencionar son el botox, el ácido hialurónico, policaprolacton, ácido poliláctico, hidroxiapatita cálcica, fosfato tricálcico y el denominado relleno facial teosyal. Cada una de estas sustancias tiene sus peculiaridades e indicaciones singulares.

¿Cuál es el objetivo de los rellenos faciales?

Los rellenos faciales tienen la finalidad de devolverle al rostro un aspecto más juvenil. No obstante, es necesario aclarar que los rellenos faciales no actúan directamente sobre la piel, sino más bien debajo de ella. La idea es que se coloquen bajo la epidermis para darle volumen a la misma. Al hacer esto, se minimizan los rastros de arrugas y de marcas de expresión. A la vez, se logra contrarrestar la flacidez que aparece con el paso del tiempo.

Los rellenos faciales no reparan imperfecciones en la piel. No se encargan de mejorar el aspecto de manchas, de arreglar cicatrices o de dar un aspecto más lozano a una epidermis que muestra resequedad. Tampoco cumplen la labor de eliminar las áreas oscuras bajo los ojos, mismas que reciben popularmente el nombre de ojeras.

A diferencia de otros tratamientos de rejuvenecimiento facial, que son mucho más versátiles, los rellenos faciales suelen ser específicos. Su misión es darle más volumen al rostro, solo eso. Por ende, la persona ya debe estar conforme con la textura y coloración de su piel antes de que se use este tipo de tratamientos.

Por eso se recomienda que antes de hacer un trabajo de aplicación de estos rellenos, lo mejor es hacer una visita al dermatólogo y cosmetólogo para solucionar cualquier inconveniente con el aspecto de la epidermis. Hay que tener en cuenta que muchos de estos rellenos pueden ser contraindicados con ciertas cremas. Igualmente, algunos implican que la persona debe tener menor exposición solar que la habitual.

En suma, podemos decir que estos rellenos se usan solo para dar volumen perdido. Por ello, se colocan en zonas donde hay arrugas, marcas de expresión facial bastante marcadas o donde la flacidez deja el aspecto de una piel “colgante”. Hay que añadir que deben ser colocados con mesura, ya que si se usan en exceso corren el riesgo de dejar una imagen demasiado abultada.

Algunos de estos materiales se reabsorben por el organismo, teniendo un efecto que dura entre 12 y hasta 24 meses. Luego, hay que volverlos a aplicar. En cambio, los rellenos permanentes quedan, pero tienden a moverse o disgregarse. Entonces, las personas suelen pedir que se les inyecte material de nuevo, pero pueden tener el problema de que se coloque demasiado relleno.

Aplicación de los Rellenos Faciales

Los rellenos faciales siempre se aplican por medio de inyección. No se necesita hacer cirugía, cortes con bisturí o aplicación de técnicas invasivas como el uso del láser. Lo ideal es usar una aguja fina, pero en ciertos casos se necesita de agujas de mayor calibre, pues algunas de las sustancias usadas como relleno pueden ser un tanto densas. Hay que tener en cuenta que la lesión que dejan en la piel es puntual. Lo único que dejan es la marca de un pinchazo que desaparece en poco tiempo.

Hay que dejar en claro que estos rellenos no deben colocarse en todo el rostro. Además, su aplicación nunca es uniforme. En ocasiones, se colocan en gran cantidad para solventar problemas de mucha flacidez. En cambio, hay otras zonas de la anatomía de la cara donde se disponen en pequeñas cantidades.

Lo más corriente, es que tales rellenos se empleen en aquellas regiones del rostro donde hay gran cantidad de arrugas. Asimismo, es de uso frecuente donde aparece la pata de gallo. En tiempos recientes, se han convertido en una excelente alternativa para realizar la remodelación de la nariz sin necesidad de una intervención quirúrgica (llamada rinodelación). Por otra parte, tales rellenos también han demostrado ser de gran utilidad para redondear los pómulos del mentón.

Otro lugar donde se suelen inyectar los rellenos faciales es en los labios. Esto último, suele ser muy pedido por el público femenino. Hay que tener en cuenta los labios bien formados y carnosos son considerados como algo muy atractivo en las mujeres. Por ende, estas suelen pedir de manera recurrente que el relleno sea colocado para mejorar la presión de su boca.

Hay que agregar que antes de colocar estos rellenos es necesario hacer una evaluación completa del paciente. Sobre todo, tener en cuenta que la persona no sea alérgica al material que se va utilizar en la intervención estética de su rostro. Algunos datos importantes es considerar si la persona padece diabetes, problemas cardiovasculares, tiene problemas de alergia recurrentes o cualquier otro motivo que pueda para describir antes del uso de los rellenos faciales.

La correcta colocación de estos materiales debe hacerse por partes. En primer lugar, se inyectan rellenos faciales en las prominencias que han perdido volumen de manera notable. Lo normal es empezar por los pómulos, la arcada y el mentón. Una vez hecho esto, se deja en reposo al tratamiento para ver los resultados del mismo. Si todo marcha sin problemas, entonces se procede a corregir otros relieves del rostro.

En una segunda etapa, se rellenan las denominadas depresiones residuales. Estas son más pequeñas e implican una colocación del relleno facial mucho más cuidadosa. Algunos sitios donde se empieza a trabajar es en el surco de la mejilla, en el entrecejo, en el borde de los labios y en el surco nasogeniano.

Hay que agregar que el material no solamente se inyecta, sino que también se masajea. Esto se hace con la intención de distribuir uniformemente el relleno facial. Si esto no se hace, se corre el riesgo de que el relleno quede abultado en un solo sitio. Esto puede lograr en consecuencia que se deforme la expresión de la cara. Vale decirse que luego está el material de relleno, colocación bastante compleja. Por ello, se necesita que la inyección se haga con muy buen pulso del verbo de una valoración adecuada del paciente.

Una vez aclarados estos puntos, toca ahora explicar la gran variedad de rellenos que existen en la actualidad. Al respecto, hemos elegido siete tipos de materiales muy usados para esta estrategia de rejuvenecimiento facial. Sin más que agregar al respecto, invitamos a nuestros lectores a seguir leyendo los párrafos del presente post.

Principales rellenos faciales usados en la actualidad

Vamos ahora a realizar una breve descripción de los rellenos faciales más habituales. Hay gran cantidad de técnicas usadas para llevar a cabo este procedimiento. Ocurre que hay ciertas sustancias que han ganado predilección. Esto se debe a todo una suma de motivos. En primer lugar, gracias a su notable efectividad. Por otra parte, la gente también busca aquellos rellenos faciales que sean más asequibles desde punto de vista económico.

Botox

En principio, se trata de una proteína que ayuda a detener los espasmos en los músculos.  Por ende, no solo ayuda a rellenar bajo la piel, sino que también logra otorgar mayor rigidez a los músculos faciales. ¿Qué se logra con esto? Pues, las personas dejan de mover con la misma intensidad las fibras de la cara y eso minimiza la posibilidad de aparición de líneas de expresión. Vale decirse es un tratamiento bastante efectivo y cuyos resultados son inmediatos.

Hay que tener en cuenta que el botox inicialmente se utiliza con fines distintos a los estéticos. No obstante, en tiempos recientes ha ganado gran cantidad de adeptos. Tal vez, el detalle que tiene es que no solo genera recuperación de las prominencias faciales. Sucede que al ser usado en exceso también desencadena poca movilidad de los músculos de la cara. Esto hace que las personas puedan tener menor capacidad expresión, aunque es algo que con el tiempo se va recuperando.

Ácido hialurónico

Según Estética Cirene, el ácido hialurónico es una sustancia naturalmente producida por el organismo que con el paso del tiempo disminuye su producción, razón por la cual se van formando arrugas en la piel. Su aplicación, a través de pequeñas inyecciones, permite devolverle al rostro el volumen perdido. Por lo tanto, el cuerpo nunca la rechaza. Es de gran utilidad para moldear el rostro, sobre todo cuando la piel del mismo presenta flacidez debido a la edad o por adelgazamiento muy brusco. Hay que decir que no es una técnica permanente. El tratamiento con este ácido suele tener un efecto que dura uno o dos años aproximadamente.

La textura del ácido hialurónico tiene la ventaja de que permite un alto grado de articulación de la piel. Es decir, no es un relleno que permanezca inmóvil y por lo tanto alteren la expresión de la cara. Además, los pacientes refieren bastante confort al aplicarlo.

A esto se añade que cuenta con un buen nivel de cohesión, así como de una adecuada viscosidad. Esto hace que tenga un efecto de estiramiento de la piel mucho más homogéneo y que se adapta a los movimientos de la cara.

Policaprolactona

Se trata de un poliéster biodegradable. Tiene una tradición bastante dilatada como materia prima para la fabricación de implantes para el cuerpo humano. Se infiere entonces que tiene la ventaja de que no es rechazado por el organismo. No obstante, desde hace un poco más de una década empieza a ser uno de las sustancias predilectas como relleno facial. Su aplicación ha demostrado ser muy efectiva en los pliegues faciales.

Quizás, uno de los aspectos de este relleno facial es que no tiene resultados inmediatos. Para ser honestos, la persona debe esperar al menos un par de meses para notar como se aprecia el proceso de rejuvenecimiento. No obstante, cuenta con la ventaja de que tiene una larga duración. Es de los pocos rellenos faciales no permanentes que otorga beneficios por un lapso aproximado de tres años.

Para colocar la policaprolactona se utiliza la estrategia de los “puntos de anclaje”, combinada con ciertos puntos de sujeción.

Ácido poliláctico

Este relleno facial tiene la ventaja de que favorece la formación de colágeno. Por ende, más que un relleno en sí mismo, es una suerte de catalizador que genera una reacción en el cuerpo para incrementar la densidad en la zona del rostro que recibe el tratamiento. Sucede que no es un producto de efecto inmediato, como se indicó previamente, se necesita que el metabolismo tenga la debida reacción para que produzca colágeno. Esto es algo que suele tardar un tiempo.

La inyección de este ácido se lleva a cabo en las capas más profundas de la piel. De hecho, debe ejecutarse en los tejidos subcutáneos.  Es a los dos o cinco días de la aplicación que se genera un efecto de aumento de volumen y corrección en el rostro. Sucede entonces que el cuero tiende a reabsorber el ácido poliláctico, pero su lugar es ocupado por el colágeno aparecido gracias a su reacción en el cuerpo. Por ello, su efecto es bastante dilatado en el tiempo.

Hidroxiapatita cálcica

También es una sustancia presente en el cuerpo humano. En tal sentido, ostenta la ventaja de que no genera reacciones adversas, de rechazo o alérgicas. Se trata de un mineral que es posible encontrar en buenas cantidades, tanto en los huesos como en todo el sistema dental. Llama la atención que se aplica en formato de microesferas cuando se usa como relleno facial. Para lograr esto, las microesferas se aplican suspendidas en un gel que es infiltrable bajo la piel.

Lo antes dicho deja en claro que se necesita una aguja bastante gruesa para poder colocar tanto la microesferas como el gel.  Por lo tanto, el pinchazo de la inyección es un tanto grande, pero desaparece a los pocos días. Es muy buena para rellenar depresiones que se van marcando con el paso del tiempo. Tal es el caso de las líneas de expresión, el entrecejo, los surcos alrededor de la nariz, las arrugas en la barbilla y las líneas peribucales.

Otra de sus ventajas es que también estimula la producción de colágeno. Por lo tanto, cuando la hidroxiapatita cálcica es reabsorbida por el cuerpo, sucede que entonces el colágeno ocupa su espacio. Ello hace que su efecto de rejuvenecimiento facial se prolongue por un tiempo bastante dilatado.

Fosfato tricálcico

Un excelente material inyectable y de gran versatilidad para el moldeado facial. Se trata de un material novedoso, ya que combina el ácido hialurónico  y una sustancia llamada beta-fosfato tricálcico. Tiene gran capacidad para darle una nueva densidad a los tejidos de la piel. De esa manera, permite tensar la epidermis y genera un ligero efecto de lifting. Si bien es una técnica bastante reciente, no se puede negar que ha ganado buena cantidad de seguidores gracias a sus excelentes resultados.

Nuevamente nos encontramos con un tipo de relleno facial que tiene un efecto que, además de rellenar y recuperar la flacidez, también es capaz de desencadenar la producción de colágeno. Esto hace que la piel luzca mucho más tersa y más natural. No obstante, su duración es un tanto más corta. Solamente se prolonga entre ocho meses y un año. No obstante, es un producto que puede volver a colocarse sin ningún inconveniente.

En tiempos recientes, el fosfato tricálcico ha demostrado ser un excelente material al rejuvenecimiento del rostro. Tal vez, su único detalle es que debe ser colocado nuevamente en periodos de tiempo cortos. Esto implica pasar de nuevo por el proceso de aplicar varias inyecciones en la zona de la cara, lo cual puede ser incómodo para ciertos pacientes.

Relleno facial teosyal

En tiempos recientes han aparecido estos curiosos geles, los cuales están compuestos por ácido hialurónico de origen vegetal. Son muy buenos para remodelar el rostro. Al aplicarlos, es factible masajearlos para repartirlos en la anatomía de la cara. Es así como se puede dar una forma bastante lograda a la imagen facial. Vale decirse que necesitan un tiempo para endurecerse y evitar deformaciones posteriores.

La gran ventaja que posee esta técnica es su larga duración. Cuentan con una increíble resistencia, evitando así la biodegradación en corto periodo de tiempo. Además, son viscoelásticos y permiten la hidratación de la piel sin mayores inconvenientes.  Sin duda, son una gran opción para rellenar surcos faciales, devolviendo a las personas el aspecto juvenil que tanto desean tener.

Resultados de los rellenos faciales

Antes y después del perfilado de labios

Una breve conclusión sobre los Rellenos Faciales

Muchas cosas se pueden decir acerca de la utilización de los rellenos faciales. Hay personas que están en contra, pues consideran que implican la inyección de sustancias ajenas al cuerpo humano.

No obstante, los recientes descubrimientos al respecto han demostrado que diversos géneros pueden ser absorbidos por el cuerpo con facilidad. Además, son capaces de catalizar la producción de colágeno de manera que esta última sustancia ocupa el espacio que inicialmente tenía el relleno facial.

Hay que tener en cuenta que vivimos en una sociedad donde las imágenes son muy importantes. Los profesionales necesitan tener un buen aspecto para poder desenvolverse en el competitivo medio del siglo XXI. Además, sucede que nuestra cara es nuestra primera tarjeta de presentación. Por ello, lo mejor es siempre tener un aspecto lozano, que demuestre energía y una excelente salud.

Los rellenos faciales se han convertido en una alternativa muy usada. Eliminan la necesidad de complejos tratamientos quirúrgicos. Gracias a ello, la gente puede recuperar el aspecto de juventud sin necesidad de practicarse una operación, cortes con un bisturí, anestesia y encerrarse en un quirófano a recibir una operación.

Testimonios

"Con el ácido hialurónico se pueden apreciar los resultados. Tuve buena experiencia con este tratamiento, lo vuelvo a repetir cada año en las líneas de expresión. Quisiera probar con relleno labial ya que escuché buenas referencias de este tratamiento". Leé la experiencia completa

PaolaAvella - Córdoba (ciudad), Córdoba

"Me coloqué en surcos nasales, entrecejo, patas de gallo, y engrosé mi boca. Todo de manera sutil, apenas unos toquecitos. Mejoró mi aspecto, me hizo verme mucho mejor y me sentí más confiada. ¡Estoy rejuvenecida! A veces con las cremas no alcanza y debemos recurrir sin temor a los tratamientos estéticos.
¡Lo recomiendo totalmente!" Leé la experiencia completa

Carola2172 - Córdoba (ciudad), Córdoba

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético especialista estético. Si estás evaluando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) consultá directamente con tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Esteticas no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."