Información sobre Rinoplastia

Información sobre Rinoplastia
El Dr. José Luis Moretti es especialista en Cirugía Plástica, Reconstructiva y de Quemados y en Flebología. Es Director del Centro Modelo de Cirugía Estética Interplástica de Córdoba.
Creación: 15 oct 2018 · Actualización: 15 oct 2018

En la actualidad, la meta que persigue la cirugía nasal es doble. Por una parte crear un contorno natural, atractivo, estético y al mismo tiempo corregir cualquier estructura anatómica con funcionamiento anormal para mejorar así la función respiratoria, consiguiendo ambos objetivos.

El resultado final, clínicamente está en función de la anatomía ósea, cartilaginosa y dérmica de la que es portador de forma irrepetible cada individuo. De esta forma y frente al espejo, han sido explicadas todas las posibilidades quirúrgicas y la técnica operatoria conjugándose con los deseos del paciente.

La cirugía

La rinoplastia se realiza bajo anestesia general superficial (neurolepto analgesia), conjugada con anestesia local y será realizada por especialistas del departamento de anestesia quienes, además, le informarán de cualquier detalle que desee conocer y responderán a cualquier pregunta formulada.

El post operatorio

Una vez llevada a cabo la intervención llevará una pequeña férula de plástico encima de la nariz y un ligero taponamiento en ambas fosas nasales que si bien no duelen, si incomodan. En cuanto llegue a su habitación, las enfermeras le colocarán unas compresas frías de manzanilla en ambos ojos para suavizar los morados y la hinchazón que aparecen tras la manipulación quirúrgica. Llevará además una gasa a modo de bigotera que se irá manchando, precisando su recambio quizás varias veces al día. A las 24 horas de la intervención, si la gasa ya no aparece manchada, se le retirará el pequeño taponamiento y podrá ser dado de alta de la clínica, entregándole una pomada que le ayudará a limpiarse los agujeros de la nariz utilizando un palito de algodón, retirando mucosidades y costras. También puede lavarse por dentro utilizando suero salino o agua con sal.

Cabe la posibilidad que después de la intervención estando en su casa, la nariz sangre. Si esto sucediera se trata como cualquier otro sangrado de nariz. Se coloca un taponcito de algodón mojado con agua oxigenada y lo deja en su bigotera hasta que deje de manchar, luego lo retira. De todas formas, ante cualquier duda puede comunicarse telefónicamente con su cirujano o acudir nuevamente a la clínica.

Entre los 7 y 9 días aproximadamente se retirará en la consulta la férula nasal y a partir de ese momento podrá realizar vida normal. En el momento de retirarse la férula se notará raro/a, siendo totalmente normal esta sensación. Además verá que su nariz no está bien todavía, puesto que estará hinchada por ambos lados y el perfil del rostro aún no está bien definido. Pero si ya verá el estilo de su nariz.

Debido a la intervención, especialmente el esparadrapo colocado y la férula, la piel de la nariz puede aparecer pelada, con poros blancos y espinillas. Se deben usar productos para el cuidado de la piel que su médico cirujano le recomendará.

Tanto la hinchazón como los morados de ambos párpados se resuelven en una semana aproximadamente. Para facilitar su resolución se indica colocar dos almohadas en la cama y también compresas frías en los ojos. Nunca hielo directo.

En la función del grosor de la piel, particularmente de la punta, la hinchazón puede durar semanas. Lo más frecuente es que se produzca un endurecimiento de la nariz, una sensación de acorchamiento durante un tiempo de 2 meses aproximadamente, a partir de la cual se ablanda y adquiere completa normalidad.

También es normal que durante unos meses se palpen pequeñas irregularidades debajo de la piel, especialmente en la parte superior de la nariz: esto es debido a los callos óseos y a la nueva disposición de los mismos.

Es normal que haya días en los respire mejor y en otros peor. En estos casos puede usarse un spray que se lo recomendarán. Tras una intervención de rinoplastia se permite iniciar deporte suave a los 15 días, aunque se recomienda que dicha actividad se lleve a cabo después del mes y medio de la cirugía.

En cuanto a tomar sol, permitimos que sea a partir del mes, pero protegiéndose la piel y procurando no estar demasiado tiempo expuesto.

Complicaciones

Las complicaciones de la rinoplastia no suelen ser frecuentes, salvo las generales de toda intervención quirúrgica. Sin embargo siempre existe la posibilidad de que se instaure alguna de las siguientes:

Hemorragia: el rezumamiento de sangre en las 24 horas y luego de unos pocos días después de la cirugía es totalmente normal. Pero si aparece un sangrado copioso, aunque no frecuente, se trata tapando la nariz y reposando unas horas. Pudiera ser necesario reingresar a la clínica unas horas a efectos de renovar taponamiento y controlar la evolución. Dicha complicación estadística mente se da en un ¡% de los casos.

Infección: durante y después de la intervención se administran antibióticos para prevenir esta complicación. Su instauración es frecuente pero en el caso de la rinoplastia se halla en 1 cada 300 pacientes, clínico-estadística mente.

Respiración: durante las primeras semanas después de la cirugía persiste en algunos casos dificultad respiratoria debido a las incisiones, costras, hipertrofia de las mucosas y colapso valvular. Todo ello suele resolverse en unas semanas, sin embargo es posible que en algún caso requiera de un retoque quirúrgico.

Contorno nasal irregular: de 6 meses a 1 año es el tiempo que se necesita para un resultado final y para su valoración, siendo aconsejable no manipular nuevamente la nariz hasta que haya desaparecido toda la inflamación y el endurecimiento. Si se necesita realizar alguna corrección, referida estadística mente al 5% de los casos, se puede proceder a partir de los 6-8 meses, con un coste adicional sólo de gastos de la clínica. La palpación de irregularidades con el dedo en los huesos y cartílagos es normal y solo el tiempo irá borrando estas depresiones que inevitablemente se forman secundariamente al callo óseo de los huesos manipulados.

Desviación del tabique: en algunos casos la desviación nasal solo puede ser corregida mediante una importante reconstrucción óseo-cartilaginosa, puesto que muchas veces el cartílago vuelve a desviarse debido a la memoria genética. En estos casos es muy difícil obtener una nariz recta.

Reacción cutánea: pequeñas ampollas reacciones al esparadrapo, pequeñas arañas vasculares o cambios de pigmentación son complicaciones infrecuentes y si aparecen a lo largo de unos meses suelen resolverse por sí mismo.

Recomendaciones

Ante cualquier sensación anómala que aparezca, alejada de las molestias y complicaciones que se le han informado, le recomendamos contactar con el equipo quirúrgico que lo acompañó en su cirugía o con la clínica donde se realizó la intervención.

No debe asustarse por lo indicado, ya que se trata de situaciones muy poco frecuentes. Sí es necesario que Ud. conozca y entienda la naturaleza de esta cirugía. Su médico especialista solucionará en todo momento cualquier duda que pueda tener.

Dr. Jose Luis Moretti - Cirujano Plástico - M.P. : 23 477

Conseguí tu presupuesto con un solo clic
¡Te informamos totalmente gratis!

La información que aparece en Esteticas.com.ar en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y su médico. Esteticas.com.ar no hace apología de un tratamiento médico específico, de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Publicidad