Drenaje linfático y presoterapia en el embarazo

Drenaje linfático y presoterapia en el embarazo
Constanza_Esteticas
Constanza_Esteticas
Redactora de contenidos web y community manager. Se especializa en la redacción de contenidos para medios digitales sobre cirugía estética y tratamientos de belleza.
Creación: 14 dic 2017 · Actualización: 14 dic 2017

El embarazo es una de las etapas más lindas de la vida. Sin embargo, muchas mujeres sienten molestias que pueden agravarse a medida que pasan los meses. En esta nota te contamos qué tratamientos podés hacer para sentirte mejor.

Los cambios que se producen en el cuerpo de la mujer durante el período de gestación pueden traer consigo dolores, incomodidades o incluso complicaciones de salud: piernas hinchadas, náuseas, mareos, presión alta, etc. Queremos contarte que algunos tratamientos no invasivos te pueden ayudar a reducir estos síntomas y a que la recuperación, después del nacimiento del bebé, sea más rápida.

Controlar los síntomas del embarazo

Durante el embarazo van a ir apareciendo estrías, celulitis, edemas por la retención de líquidos, etc. Esto es normal en casi todas las mujeres (afortunadas las que no tienen nada de esto). Actualmente, hay una gran variedad de tratamientos en el mercado que ayudan a controlar estos síntomas.

tn-article-head-1440597680-shutterstock-

Presoterapia para embarazadas

La presoterapia es una técnica no invasiva que consiste en la compresión y descompresión de determinadas zonas del cuerpo donde puede retenerse líquido y hacer que aparezcan las estrías o la celulitis o que se hinche. Se lleva a cabo con presión de aire a través de unos pantalones que están divididos en varias celdas. Lo que se consigue con la presoterapia es estimular la circulación, eliminando el exceso de líquido de las piernas.

Para tratar la retención de líquidops durante el embarazo, se puede realizar este tratamiento sin problema. Eso sí, hay que tener en cuenta que en estado de gestación, el tratamiento no se aplica completo sino solo hasta la zona inguinal, para evitar la zona del abdomen.

↪️ Relacionado: Presoterapia: otro aliado contra la celulitis

Drenaje linfático manual para embarazadas

El drenaje linfático manual consiste en realizar suaves presiones o masajes en aquellos puntos por donde pasa la linfa (las venas). Sirve fundamentalmente para estimular la eliminación de líquidos y reducir la sensación de pesadez e hinchazón en las piernas. Es un masaje indoloro que lo que hace es trasladar el líquido acumulado a las zonas linfáticas para su evaporación.

↪️ Relacionado: Drenaje linfático: depuración y renovación

Combinación de ambos tratamientos

Muchos especialistas recomiendan la combinación de ambos tratamientos en el caso de las embarazadas. Esto les ayuda a reducir los depósitos de grasa, la retención de líquido y los síntomas molestos que pueden aparecer en las diferentes etapas de la gestación. Se aconseja no realizarlo hasta el segundo trimestre, por precaución, aunque son tratamientos totalmente seguros para el bebé y para la mamá.

Nuestra recomendación es que siempre consultes y los realices con profesionales calificados, certificados y con experiencia. Tené en cuenta también que en algunos casos especiales no se recomiendan. Por ejemplo, en el caso de mujeres con diabetes gestacional, que parezcan toxemia preeclampsia, no es aconsejable realizarlos. Lo ideal es realizar siempre una consulta con un especialista.

Estilo de vida sano, la mejor opción

Los tratamientos medico-estéticos pueden ser de gran ayuda pero hay que saber que durante la gestación no todo vale. Hay muchos tratamientos prohibidos o que no se recomiendan, como las infiltraciones con ácido hialurónico o la depilación láser. Tampoco se recomienda la utilización de cremas despigmentantes o no retinoides.

La mejor opción que tiene toda mujer embarazada para sentirse bien, es llevar un estilo de vida sano. Alimentarse bien, consumir productos sanos, evitar el consumo de frituras, grasas saturadas y dulces, hidratarse adecuadamente, optando preferentemente por el consumo de agua antes que gaseosas.

Otra cuestión importantísima a tener en cuenta es el sueño, la cantidad de horas dormidas y la calidad del descanso. Lo recomendable es dormir, como mínimo, 8 horas al día. Para garantizar la calidad del descanso, muchas mujeres optan por el deporte. Consultá con tu doctor cuáles son las actividades que podés realizar y cuáles las que te conviene evitar para no correr riesgos.

Otro consejo es que elijas utilizar ropa holgada que te haga sentir cómoda y que favorezca la circulación sanguínea, para controlar la aparición de várices. Si te molestan mucho las piernas, podés darte baños de agua fría y realizar masajes con movimientos circulares ascendentes. Es un buen tratamiento casero que podés hacer para estar más aliviada.

↪️ ¿Estás embarazada? ¿Que té parecen estas recomendaciones? Contanos tu experiencia en nuestro foro.

Conseguí tu presupuesto con un solo clic
¡Te informamos totalmente gratis!

0 comentarios

La información que aparece en Esteticas.com.ar en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y su médico. Esteticas.com.ar no hace apología de un tratamiento médico específico, de un producto comercial o de un servicio.