Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es el lifting?
  • ¿Cómo sé si soy candidato para realizarme un lifting?
  • ¿Cómo es el procedimiento?
  • ¿Qué riesgos hay?
  • ¿Qué resultados se obtienen?
  • Preguntas frecuentes
  • Testimonios
  • Bibliografía

Introducción

A medida que envejecemos, la piel y los músculos de la cara pierden tonicidad. El lifting o estiramiento facial es un procedimiento que busca tensar la piel del rostro y del cuello para reducir los pliegues o las arrugas. El lifting trata las estructuras más profundas de los tejidos faciales y puede realizarse de forma aislada o como complemento de otros tratamientos o intervenciones como por ejemplo la cirugía de párpados (blefaroplastia).

Lifting

Imagen: Mi Cirugía

¿Qué es el lifting?

La palabra “lifting” en inglés significa “levantar”, pero la técnica quirúrgica consiste en reposicionar adecuadamente las estructuras faciales que con el paso del tiempo se fueron descolgando.

También se lo conoce como estiramiento facial o ritidectomía y es una de las intervenciones quirúrgicas más realizadas para obtener un rejuvenecimiento facial. Consiste en el estiramiento de los tejidos con flacidez que se forman como consecuencia del envejecimiento, la exposición al sol, el estrés, determinados hábitos alimenticios o factores hereditarios. Esta flacidez se hace evidente en la pérdida del óvalo facial, en la aparición de surcos y arrugas en el rostro y en el cuello. El procedimiento se realiza en un quirófano, con anestesia general o local con sedación.

Gracias a esta cirugía, se pueden tensar los tejidos de la piel del rostro y eliminar también el exceso de grasa o redistribuir la piel de la cara y del cuello para darles más firmeza y tonicidad. El lifting debe conservar el aspecto natural de la persona pero darle una apariencia más rejuvenecida. Se realiza en hombres o mujeres de entre 50 y 70 años.

Cirugía facial

Imagen: shutterstock

¿Cómo sé si soy candidato para realizarme un lifting?

Según el Dr. José Luis Moretti, los mejores candidatos para un lifting son aquellos hombres y mujeres en los que la piel ha comenzado a descolgarse pero ésta sigue manteniendo un buen grado de elasticidad. Un lifting no tiene porqué rejuvenecer un determinado número de años, pero sí conseguirá devolverle un mejor aspecto y una apariencia más joven.

La mayoría de los pacientes tienen entre 40 y 70 años y están en buenas condiciones de salud. El lifting puede hacer que parezcan más jóvenes sin cambiar la apariencia ni las facciones.

En la primera consulta se analizará la forma del rostro y de las estructuras óseas evaluando las posibles soluciones quirúrgicas. Además se comprobará el estado de salud del paciente para determinar cuáles son los posibles riesgos de la cirugía como la hipertensión o los problemas de coagulación o cicatrización. Es importante comentar con el cirujano si fumás o estás tomando algún medicamento.

En esta primera consulta el especialista explicará en detalle las técnicas y el tipo de anestesia a utilizar, los posibles riesgos de la cirugía y el precio de la misma.  Lo ideal es que preguntes en esta instancia todas las dudas que tengas.

En las consultas previas a la cirugía, el profesional dará instrucciones específicas para prepararse antes de la intervención como la dieta, el consumo de tabaco o la toma de medicamentos y vitaminas.  

¿Cómo es el procedimiento?

Como cualquier otra cirugía estética, el lifting se realiza siempre en un quirófano y suele requerir una noche de internación. El tipo de anestesia a utilizar depende de cada paciente. En general se utiliza anestesia local y sedación pero hay algunos casos en los que el profesional puede recomendar el uso de anestesia general.

Según el Dr. José Luis Moretti, cada caso puede variar en cuanto a la colocación y extensión de las incisiones, las áreas del rostro que se quieran mejorar, el uso o no de técnicas complementarias (cirugía de párpados, aumento de pómulos, etc) y la duración de la intervención. Existen diferentes tipos de técnicas o procedimientos en función de la zona a intervenir:

Para la elevación de las cejas, se realiza un lifting frontal que permite estirar la piel en la parte alta del rostro. Se hace una pequeña incisión en la frente, en el nacimiento del cabello o en el cuero cabelludo dentro del pelo.

Si la zona a retocar es de la parte baja del rostro, de la sien al cuello, el tipo de intervención será el lifting cervicofacial. Este procedimiento puede durar varias horas y más aún cuando se realiza junto con otras intervenciones.

Es común que el paciente tenga que utilizar un drenaje en la parte de atrás de las orejas para eliminar el líquido que se pueda acumular. La zona intervenida se protege con un vendaje.

En este video del Dr. Juan Tommasino se explica cómo es el procedimiento.

¿Qué riesgos hay?

Si bien la cirugía de lifting facial se considera relativamente segura, existen ciertas complicaciones y riesgos inherentes a cualquier procedimiento quirúrgico. Se deben esperar algunas cicatrices, pero un cirujano plástico experimentado puede minimizarlas y ocultarlas. Por este motivo, es muy importante que elija un cirujano plástico cualificado y experimentado para realizar su cirugía de lifting facial. En las siguientes secciones encontrará información sobre los riesgos de la cirugía de lifting facial.

Entonces, si el lifting o estiramiento facial es realizado por un cirujano plástico calificado, prácticamente no existen riesgos ni complicaciones. No obstante, cada paciente es un caso único, dispone de una anatomía y reacciones físicas particulares y las capacidades de curación difieren de uno a otro. Esto puede alterar los resultados o hacer que se tornen menos predecibles.

A menudo resultan ser temporarias, y pueden incluir retención de sangre o líquido debajo de la piel, formación de costras en las cicatrices y entumecimiento. El riesgo de sufrir daño nervioso o infección después de un lifting facial es bajo, pero existe. El lifting de cuello y el levantamiento de cejas, o estiramiento de la frente, son intervenciones menos complicadas que por lo general conllevan menos dolor y menor riesgo que un lifting facial completo. Resumiendo, las complicaciones posibles son la aparición de hematomas, lesiones temporales en los nervios que controlan los músculos faciales, alguna infección o una reacción a la anestesia. En el caso de pacientes fumadores, los problemas de cicatrización son más habituales.

Una manera eficaz de minimizar los riesgos es siguiendo de manera cuidadosa las recomendaciones e instrucciones del cirujano en las instancias pre y posquirúrgicas.

Complicaciones posoperatorias comunes

Como decíamos antes, aunque la cirugía de lifting facial es una de las intervenciones estéticas más seguras, ante cualquier operación siempre hay riesgos de complicaciones. Algunas de las más comunes son:

  • Reacción a la anestesia: náuseas o descompostura general. Cuando desaparece el efecto de la anestesia, los síntomas se van.
  • Hematomas: si se produce un sangrado debajo de la piel, puede quedar la zona inflamada y dolorida.
  • Pérdida excesiva de sangre: es normal que haya sangrado leve en el posoperatorio. Lo peligroso es cuando la pérdida es excesiva.
  • Infección: suele producirse en una zona específica y los síntomas más habituales son la inflamación, la sensibilidad, el enrojecimiento y calor en la zona tratada. Se puede aliviar con la toma de antibióticos.
  • Lesión temporal de los nervios de los músculos faciales
  • Problemas de cicatrización
  • Cicatrices
  • Costras temporales en las incisiones
  • Entumecimiento u hormigueo alrededor del lugar de las incisiones
  • Pérdida de piel o caída del cabello
  • Decoloración de la piel en la zona tratada

Además de los riesgos mencionados, los hombres pueden descubrir que tienen que afeitarse detrás del cuello o las orejas en lugares donde se ha transferido piel de crecimiento de la barba.

¿Qué resultados se obtienen?

Dos o tres semanas después de la operación, el paciente puede retomar sus actividades cotidianas y reincorporarse a su trabajo. Las cicatrices del lifting se van haciendo cada vez menos visibles con el tiempo y quedan disimuladas en el cuero cabelludo o en los pliegues naturales de la cara.  Los resultados del procedimiento son duraderos.

El especialista puede recetar algún antibiótico o medicación especial para aliviar las molestias. Los primeros días después de la cirugía, el paciente tiene que mantener elevada la cabeza para reducir la inflamación. Si se le colocó drenaje, se retirará al cabo de unos días, normalmente entre el primero y el quinto. La mayoría de los puntos de sutura se retiran a los cinco días; los puntos o grapas del pelo se retiran más tarde.

Aunque la mayoría de los pacientes que se hacen un lifting o estiramiento facial se encuentran bien a los 2 días, es necesario hacer reposo al menos una semana. Hay que ser muy cuidadoso con la cara y con el pelo, ya que estarán más sensibles durante un tiempo. El médico proporcionará instrucciones concretas a seguir durante el posoperatorio. Algunas recomendaciones son: evitar actividades extenuantes durante al menos 2 semanas, evitar baños de vapor o saunas durante varias semanas y limitar la exposición solar durante unos meses.

Es fundamental descansar y dejar que el cuerpo use toda su energía en el proceso de curación. Al principio puede parecer que las facciones del rostro son raras, pero es un efecto visual producto de la inflamación. Asimismo, los movimiento faciales pueden resultar un poco más lentos y algunos moretones pueden tardar entre 2 y 3 semanas en curarse.

La mayoría de los pacientes vuelven a trabajar entre los 10 días y las 2 semanas después de la cirugía. Si es preciso, puede aplicarse maquillaje para disimular los hematomas. Como en cualquier tipo de cirugía, el lifting facial también deja cicatrices. Sin embargo, las técnicas actuales de la cirugía estética permiten disimular las cicatrices ubicándolas en distintos lugares de la cara según el procedimiento. Y estas cicatrices comenzarán a desvanecerse a las pocas semanas hasta llegar a ser indetectables después de uno a tres meses. Las cicatrices más comunes se encuentran alrededor de la oreja y debajo del mentón.

Según el Dr. Moretti, el lifting debe ser individualizado para cada paciente, y dependiendo de las condiciones en las que se encuentre la piel y los huesos faciales, se podrán conseguir determinados resultados.  Leé más detalles en esta nota.

Preguntas frecuentes

Antes de realizar la cirugía los pacientes suelen tener varias dudas. Siempre es bueno recordar que todo tratamiento estético es una decisión personal y obedece al gusto y voluntad de la persona que lo va a hacer.

  • ¿Cuánto duran los resultados de una cirugía facial?

Esta cirugía implica una transformación de las estructuras faciales que con el paso del tiempo se fueron cayendo. Las técnicas que se emplean en el lifting facial permiten mantener los resultados por más de 10 años en promedio.  Todo depende del estado de la piel y de las estructuras faciales del paciente al momento de realizar el procedimiento.

  • ¿Se notan mucho las cicatrices?

Las cicatrices que permiten corregir el tercio medio e inferior de la cara quedan delante del pabellón auricular y se extienden detrás de las orejas. Son bastante discretas y pueden ser disimuladas con el cabello. Aproximadamente 6 meses después de la operación, se vuelven menos notorias.

  • ¿Qué tipo de anestesia se usa y cuánto dura la cirugía?

Si la cirugía facial es completa, es decir, se tratan los párpados, la frente, el tercio medio y el cuello, es preferible la anestesia general. Si el paciente no tiene problemas de ansiedad ni miedo, entonces se puede utilizar anestesia local con o sin sedación. El tiempo quirúrgico promedio es de 3 horas.

  • ¿Duele la operación?

Durante el posoperatorio se pueden sentir molestias que se toleran bien con la toma de analgésicos.

  • ¿Cuándo se retiran los puntos?

Los puntos que están ubicados en los párpados, se retiran entre 3 y 5 días después de la cirugía. Los puntos preauriculares (delante de la oreja), se retiran a los 8 días. Y el resto de los puntos se retira a los 15 días.

  • ¿Cómo es la curación durante el posoperatorio del lifting?

Habitualmente se utilizan vendas alrededor de la cabeza. El vendaje se retira el día posterior a la cirugía. En algunos casos se puede colocar un drenaje que también se retira al día siguiente.

  • ¿Cómo hay que dormir?

Acá viene la parte incómoda. Lo mejor es mantener la cabeza algo elevada al acostarse, para evitar hematomas y reducir la inflamación. El primer día es aconsejable dormir boca arriba. Después del segundo día, se puede doblar un poco el cuello de costado.

  • ¿Me puedo mojar la cabeza?

Después de la cirugía se recomienda utilizar un shampoo neutro y luego colocar algún antiséptico en las heridas.

  • ¿A qué edad puedo hacerme un Lifting  o ritidectomía?

Actualmente existen diversas técnicas de relleno y rejuvenecimiento facial no invasivas o mínimamente invasivas como el lipofilling o relleno con la propia grasa, relleno con materiales plásticos, etc., peelings, resurfacing con láser, mini-estiramientos, micro liposucciones, etc. Entonces la edad recomendada para el estiramiento facial se extendió un poco, se considera conveniente a partir de los 50-60 años.

  • ¿En cuánto tiempo puedo retomar mi vida normal después del lifting (ritidectomía)?

Los cuatro primeros después del estiramiento facial va a salir un gran edema que poco a poco va bajando. Entonces, lo mejor es que esperes entre cuatro y ocho días para salir a la calle, aunque con algún moretón que se va a ir desvaneciendo en unos 15 días.

Testimonios


El lifting facial me renovó y me hizo feliz. Ahora que me lo hice me siento más segura de mi misma, todo fue sencillo, a los 15 días estaba trabajando. No tengan miedo. Anime se, me durmieron con anestesia general y desperté con una cara nueva que me había sacado 10 años. Excelente cirugía. No sé tía dolor después de la misma y ninguna molestia. ¡A decidirse que la vida es una sola!

VivianaInesMarcos
Villa Crespo (Buenos Aires), Capital Federal

Nada de dolor, en 10 días volví a lucir más hermosa que antes, en 4 días volví al trabajo. Lo único un poco de hinchazón en el sector de la oreja y la incomodidad de dormir semisentada los 3 primeros días. Recomiendo 100% al genio del dr Miguel Rosso. Me volvieron a llamar "señorita"... Estoy feliz.

Aby69
Mendoza (ciudad), Mendoza

Al principio no estaba conforme, pero al pasar de los meses me fui dando cuenta que sí valió la pena totalmente. Las cicatrices no son de lo mejor pero el objetivo de mejorar fue conseguido. Tenía las líneas nasogenianas muy marcadas para mi edad. Mis dudas eran sobre las cicatrices que podrían quedar y cómo saber si el doctor haría bien su trabajo. También el estar sola en Buenos Aires. El tratamiento no fue nada complejo y el post un poco complicado por la inflamación del rostro.

dan_9296
Alto Verde (Mendoza), Mendoza

"La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir la información proporcionada individualmente por tu cirujano plástico, médico estético o especialista. En caso de cualquier duda, tu cirujano plástico te proporcionará las aclaraciones oportunas. Si estás pensando en someterte a una intervención de Cirugía Plástica o Estética, acude con un Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora."