María Castillo
María Castillo
Redactora y editora de contenidos digitales enfocados en temas de bienestar, nutrición, belleza y cirugía estética.
Actualización: 8 may 2019

Publicidad

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es la sudoración excesiva?
  • ¿Cómo saber cuándo aparece la sudoración excesiva?
  • ¿Cómo elegir al doctor?
  • ¿Cómo es la primera consulta sobre la sudoración excesiva?
  • ¿Cómo se realiza el tratamiento para la sudoración excesiva?
  • Remedios caseros que te ayudarán con la sudoración excesiva
  • Causas de la sudoración excesiva
  • Resultados del tratamiento contra la hiperhidrosis
  • Preguntas frecuentes
  • Bibliografía

Introducción

La transpiración tiene un rol fundamental en nuestro organismo: ayudar a la regulación de la temperatura corporal. Según explican los expertos del Instituto Médico Rodriguez Saa, el ser humano tiene en su cuerpo de 2 a 5 millones de glándulas ecrinas que producen un 0,5% litros de sudor por hora en su funcionamiento regular, pero cuando su excreción  se vuelve excesiva se convierte en un incómodo problema para el paciente, en especial las temporada de calor.

La hiperhidrosis o sudoración excesiva no tratada  puede causar hongos, mal olor, descamación, irritación y hasta pigmentación en las zonas afectadas. Por suerte actualmente existen una variedad de tratamientos disponibles para mejorar la calidad de vida del paciente.

Hiperhidrosis o sudoración excesiva

La sudoración excesiva puede afectar el día a día del paciente y su vida social.

¿Qué es la sudoración excesiva?

La hiperhidrosis es una enfermedad caracterizada por una producción excesiva de sudor en el paciente. Si bien esto sucede naturalmente en el cuerpo, al producirse de manera crónica puede causar problemas físicos y emocionales al interferir en relaciones personales, profesionales y actividades. Aunque esta enfermedad se desarrolla a nivel dermatológico se origina por una falla en el sistema nervioso simpático que forma parte del sistema nervioso autónomo, cuando el cerebro envía la señal de producir más sudor del necesario para regular la temperatura del cuerpo.

Cada paciente y cada caso es único. Un disparador de la hiperhidrosis puede ser un embarazo, la obesidad, el consumo de alcohol, ciertas enfermedades, pero esta es en sí una patología que afecta al paciente ya que impide tener contacto físico y el cuerpo se resiente por culpa de la deshidratación. Según los expertos del Instituto Médico Rodriguez Saa hay distintos niveles de hiperdrosis que se pueden diagnosticar a través de la observación de un aumento excesivo y visible de la sudoración por más de 6 meses.

La hiperhidrosis se manifiesta con síntomas generales como: sudoración palmar, plantas, axilar y facial, además de enrojecimiento de la piel del rostro. La clasificación de la hiperhidrosis va a responder a la presencia o no de patologías subyacentes, acá conocés los distintos tipos:

  • Hiperhidrosis primaria: es la fase primaria de la enfermedad, no tiene una causa específica y presenta los síntomas generales mencionados. Es la más común de todas y puede presentarse a cualquier edad.
  • Hiperhidrosis secundaria: generalmente causada por trastornos en las glándulas tiroidea (niveles de hormonas en el cuerpo) o pituitaria, también puede tener su raíz en infecciones, algunos tipos de diabetes, tumores, ciertos medicamentos y hasta la llegada de la menopausia. Otro motivo común es la enfermedad de Wernicke, que hace que la persona no pueda absorber bien los nutrientes en el cuerpo y sufra de complicaciones en el hipotálamo.
  • Hiperhidrosis severa: nivel crónico, la severidad de la hiperhidrosis hace que el paciente sufra desmayos u otras complicaciones que hace necesario mantenerlo bajo supervisión médica estricta. Su casa es desconocida y cada paciente necesita un tratamiento específico.
  • Hiperhidrosis moderada: este nivel hace necesario que el paciente sea examinado con el cuestionario de evaluación de la Escala de gravedad de la enfermedad de hiperhidrosis o Hyperhidrosis Disease Severity Scale, para determinar su tolerancia a la sudoración y si esta le complica llevar a cabo su vida con normalidad.
Diagnóstico de la hiperhidrosis o sudoración excesiva

Las causas de la hiperhidrosis son variadas y afecta por igual a hombres y a mujeres.

¿Cómo saber cuándo aparece la sudoración excesiva?

Las causas de la hiperhidrosis en el cuerpo son tan variadas como los cuadros médicos de los pacientes que la presentan,  sin embargo, actualmente hay una diversidad de opciones para que el paciente pueda llevar una vida normal.

Como indican los expertos del Instituto Médico Rodriguez Saa, el sudor se produce en el cuerpo por una señal enviada al sistema nervioso que regula las glándulas ecrinas. Una persona con hiperhidrosis suele tener esta enfermedad desde el nacimiento, aunque no se demuestre de manera externa su sistema nervioso comienza a fallar y se producen síntomas leves que pueden no ser detectados por los padres o los médicos.

La pubertad es el momento en el que se pueden ver los síntomas de manera más clara gracias a la alteración hormonal que lo despierta o activa. Dada la biología única de cada persona, hay casos donde la sudoración se hace presente mucho antes de este proceso de desarrollo. Una vez que la hiperhidrosis se hace presente no se detiene, por lo cual es necesaria la detección temprana para que los tratamientos sean más efectivos. Un 3% de la población sufre de sudoración excesiva primaria, afectando por igual a hombres y a mujeres, siendo además una enfermedad hereditaria ya que el 40% de los pacientes tienen familiares que también la padecen.

Para los expertos del Instituto Médico Rodriguez Saa es importante acudir al médico si se observa un aumento de la sudoración general o en una zona particular del cuerpo que llegue a interrumpir el quehacer diario y que se mantenga por al menos seis meses, para hacer el diagnóstico.

¿Cómo elegir al doctor?

El médico indicado para tratar la hiperhidrosis es el dermatólogo, aunque también suele ser tratada por médicos estéticos. Ambos deben tener la preparación y certificaciones para atender esta enfermedad correctamente, esto lo podés verificar visitando las páginas de la Asociación Médica Argentina  o de la Sociedad Argentina de Medicina Estética y la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. El especialista será quien evalúe el caso de hiperhidrosis y a partir de ese diagnóstico sugerirá un tratamiento.

Visita de diagnóstico de hiperhidrosis

La primera visita al médico será de diagnóstico y evaluación del caso de hiperhidrosis

¿Cómo es la primera consulta sobre la sudoración excesiva?

En la primera consulta con el especialista debés contarle todos los detalles sobre tu sudoración excesiva, cómo esta afecta tu vida diaria, cuándo aparece (algunas personas la presentan sólo en situaciones de estrés o sufren de sudoración nocturna), y qué síntomas relacionados presentas. El médico deberá estudiar el caso particular para determinar el grado de sudoración excesiva que presentás para poder realizar un diagnóstico.

Según la Dra. Georgina Vidal, es importante que en este encuentro el profesional indague en el historial médico del paciente, asesorando y resolviendo además sus dudas. En el caso de la hiperhidrosis el médico debe revisar también los hábitos del paciente ya que estos pueden influir en la aparición de la sudoración excesiva.

Tratamientos para la hiperhidrosis

Actualmente existen tratamientos que ayudan a regular la hiperhidrosis de forma semipermanente o permanente.

¿Cómo se realiza el tratamiento para la sudoración excesiva?

Actualmente existe una diversidad de tratamientos disponibles para los pacientes con hiperhidrosis y puede accederse a ellos a partir de la visita, diagnóstico y receta de un especialista en el área.

Uno de los tratamientos más populares en los casos de la hiperhidrosis palmar y axilar es la aplicación de Botox® o Toxina Botulínica tipo A. Según la Sociedad Argentina de Medicina Estética, este tratamiento consiste en la inyección subcutánea del Botox en distintintos puntos directamente sobre la zona donde se produce la sudoración excesiva, el paciente recibe previamente anestesia local. La Toxina Botulínica actúa relajando la actividad de las glándulas sudoríparas y esto disminuye la producción del sudor en la zona tratada. El paciente verá los efectos luego de una semana de realizado el tratamiento y de 5 a 10 meses después.

Otros tratamientos disponibles son:

  • Solución de cloruro de aluminio: este medicamento actúa como un antitranspirante y se ha adaptado su uso para prevenir o tratar la hiperhidrosis, sin embargo, al ser altamente peligroso, solo puede ser suministrado por un especialista y su uso excesivo puede conducir a la irritación de la piel del paciente.
  • Lontofoterisis: Este tratamiento aplica corriente eléctrica de bajo voltaje para estimular y activar las proteínas que habitan en la superficie de la piel para que se coagulen y bloqueen parcialmente los conductos de las glándulas sudoríparas. Los resultados se ven después de varias sesiones que deben ser realizadas por un especialista.
  • Remedios orales: Para el tratamiento de la sudoración excesiva pueden recetarse medicamento anticolinérgico como la oxibutinina y el glicopirrolato. Son medicamentos peligrosos que solo pueden ser indicados por un especialista tras hacerte los exámenes para determinar si pueden causarte efectos secundarios como dolor de cabeza, sequedad bucal, náuseas, entre otras complicaciones.
  • Simpatectomía por videotoracoscopia: De todas es la opción más radical y es solo recomendada para personas con hiperhidrosis severa y que no han visto mejora con otros tratamientos. Este es un procedimiento quirúrgico que consiste en la realización de un neumotórax artificial: el médico introduce aire a los pulmones causando que esto desplieguen los ganglios nerviosos.
Tratamientos caseros para la sudoración excesiva

Además de los tratamientos médicos hay consejos que podés seguir para regular la sudoración excesiva

Remedios caseros que te ayudarán con la sudoración excesiva

Aunque existe toda una variedad de tratamientos efectivos, también hay remedios caseros que pueden ayudar a extender su efecto o tratar tu hiperhidrosis si el nivel que presentas es sumamente leve. Para esto puedes tomar nota de las siguientes recomendaciones:

  • Toma agua fría: ten siempre a mano agua templada o a una temperatura más baja que la de tu cuerpo para ayudar a regular el nivel de calor.
  • Usa desodorantes especiales: más allá de las recomendaciones publicitarias, busca un desodorante de calidad que pueda bloquear efectivamente la hiperhidrosis y que no posea olor para que no se mezcle con la sudoración.
  • Usa un antitranspirante: para saber su efectividad debes tener paciencia para probar diferentes opciones hasta encontrar aquella que te sirve y te contiene. Puedes siempre consultar con tu dermatólogo para buscar la mejor opción.

Según los expertos del Instituto Médico Rodriguez Saa es importante además tener cuidados especiales al exponerte al sol o pasar por las temporadas más calurosas del año, cuidando las horas de exposición, usando ropa fresca, y estas son recomendaciones que se deben seguir desde la niñez.

Causas de la sudoración excesiva o hiperhidrosis

Aunque la hiperhidrosis tiene causas genéticas hay influencias externas que aceleran su aparición

Causas de la sudoración excesiva

La hiperhidrosis suele ser causada por condiciones neuronales y hereditarias, pero hay elementos externos que pueden influir en que sus síntomas aparezcan o se activen. Estos pueden estar asociados a otras alteraciones como un mal funcionamiento de la médula espinal, lesiones cerebrales, intoxicaciones de Mercurio, lesiones tumorales intratorácicas, neuropatías periféricas, problemas sistémicos entre otros.

Los expertos del Instituto Médico Rodriguez Saa señalan además que hay situaciones que pueden activar la hiperhidrosis como la actividad física, algunos fármacos y la reacción a ciertos alimentos. Además podemos enumerar otras causas externas como:

  • El calor: las altas temperaturas son particularmente peligrosas para una persona que suda en exceso en climas templados o fríos. Si sufres de hiperhidrosis debes alejarte de estos lugares y cuidarte en las temporadas de calor.
  • Obesidad: el sobrepeso es contraproducente para el paciente con hiperhidrosis y complica las condiciones habituales de esta enfermedad. Una persona que presente ambas patologías tiene un factor de riesgo alto para enfermedades como diabetes, cáncer y problemas cardíacos.
  • Mala alimentación: la mayoría de los pacientes de hiperhidrosis desconocen que el alcohol y la cafeínas son sus enemigos, a esta lista se suma además el tabaco porque empeora el funcionamiento del organismo y aumenta la producción de sudor.
  • Estrés: aunque sus efectos sean físicos, la hiperhidrosis nace en el cerebro, las personas que sufren de depresión, ansiedad, vergüenza o nervios por incomodar, tienen un factor extra que estimula la sudoración excesiva.

Causas menos comunes: entre estos podemos encontrar desde la llegada de la menopausia hasta el Parkinson, el hipertiroidismo, enfermedades cardíacas, cáncer, síndrome carcinoide y acromegalia.

Efectos de los tratamientos de la hiperhidrosis

Con tratamientos tópicos, químicos y físicos se puede regular la producción excesiva de sudor

Resultados del tratamiento contra la hiperhidrosis

Hoy en día hay una variedad de tratamientos tópicos, químicos, físicos y hasta quirúrgicos que son capaces de disminuir la sudoración excesiva y devolverle al paciente su calidad de vida, según afirman los expertos del Instituto Médico Rodríguez Saa. Resaltando además que el tratamiento con bótox es capaz de regular la producción de sudor a través del bloqueo en la transmisión nerviosa de los mecanismos que activan las glándulas sudoríparas, es una solución temporal que debe ser retocada al menos cada seis meses pero no requiere de reposo ni baja laboral.

Además, este tratamiento se realiza de forma ambulatoria y es de aplicación rápida. Algunos efectos secundarios temporales son el adormecimiento pasajero de la zona donde se aplica (axilas, manos y hasta planta de los pies), también pueden aparecer puntos rojos o morados en el área tratada, por lo cual es recomendable no masajear esa zona ni realizar actividades física el mismo día que se realiza el tratamiento.

Preguntas frecuentes

  • ¿El olor en la sudoración es reflejo de problemas de salud? El olor particular de la sudoración puede ser señal de alguna patología como la diabetes u otros problemas de salud.
  • ¿La sudoración excesiva puede ser síntoma de alguna enfermedad? Sucede con rareza, pero ciertas enfermedades del sistema endocrino o nervioso presentan la hiperhidrosis entre sus síntomas.
  • ¿Para que se utiliza el  bótox en el tratamiento de la sudoración excesiva? Las toxinas botulínicas son aplicadas para tratar la hiperhidrosis axilar y palmo plantar, inyectándose directamente sobre los puntos de mayor sudoración, menciona Ambar Medicina Estética.
  • ¿Cuánto tiempo dura el efecto del tratamiento para la sudoración excesiva con botox? La duración depende de la capacidad de metabolización de cada organismo, usualmente dura de unos 5 a 6 meses, aclara el Dr. Marcos F. Alberto.
  • ¿Hay tratamientos aparte de la aplicación del botox para la hiperhidrosis? Además de la aplicación directa de toxina botulínica también hay tratamientos quirúrgicos para tratar la sudoración excesiva de manera más permanente, menciona el Dr. Marcos F. Alberto.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético especialista estético. Si estás evaluando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) consultá directamente con tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Esteticas no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."